Hacete Amigo
Lunes a Viernes de 15 a 19 con Fabiola Ferronatto
Escuchá la radio en vivo aquí
Provinciales

Con el apoyo de Owen Crippa construyeron una réplica a escala del ARA San Juan

Fue realizado por alumnos de la Escuela Técnica Avellaneda, donde cursó sus estudios el tripulante santafesino Germán Suárez. A modo de homenaje, será emplazado en el Puerto local junto a una placa.

Owen Crippa entrevistado por este medio acerca de la réplica nos dice lo siguiente: “Santa Fe es una provincia muy especial, sobretodo con respecto a la cuestión Malvinas, tanto en las organizaciones de veteranos como la gente en general se ha diferenciado bien, con respecto al resto del país… entre todas esas organizaciones están los Reservistas de la Armada Argentina que en general no son militares, son empresarios, profesionales, empleados comunes que sienten un aprecio especial por la Armada”.

“Esas agrupaciones son integradoras entre la población civil y los militares, yo he trabajado mucho en su conformación. Dentro de la Reserva Naval de Santa Fe está un gran amigo, Rolando Garavaglia, quien me contó que querían hacer una réplica, me llamó a fines del año pasado y le dije que contaba con todo mi apoyo”.

Homenaje al ARA San Juan en Santa Fe

En los talleres de la escuela Técnica N° 478 “Nicolás Avellaneda”, en Calcena 955, los alumnos construyen con entusiasmo una réplica a escala del submarino ARA San Juan.

En esos talleres escolares, entre soldadoras y maquinarias, pasó sus días de estudiante el joven Germán Oscar Suárez, quien se recibió de Técnico Informático, antes de formarse como submarinista en la escuela de la Armada. El Cabo Primero sonorista santafesino, de 29 años, es uno de los 44 submarinistas que perdieron la vida el 15 de noviembre de 2017, cuando el submarino se hundió para siempre.

La réplica será presentada en un acto a realizarse el próximo 17 de mayo, con motivo a celebrarse el Día de la Armada Argentina. A modo de homenaje, será emplazado en el Dique II del Puerto de Santa Fe junto a una placa de mármol con el nombre de los 44 submarinistas muertos y un mástil naval. De esta forma Santa Fe tendrá en adelante un espacio simbólico para el recuerdo.

Participaron y adhirieron a este proyecto las autoridades portuarias y los gobiernos de la Provincia y la Ciudad, junto a los integrantes de la Reserva Naval. Además, hubo aportes privados y donaciones para afrontar el costo de los materiales.

La réplica de la emblemática nave argentina fue gestionada por Rolando Garavaglia, un oficial de reserva santafesino de la Armada Argentina, con grado militar no en actividad, quien continúa con tareas de capacitación y entrenamiento. “Tenemos la misión de estrechar lazos con la sociedad civil y este proyecto se ajusta a ello”, sostuvo. “Queremos honrar a los 44 submarinistas que murieron en cumplimiento del deber y como el santafesino Suárez fue ex alumno de la escuela Avellaneda, les propusimos realizar juntos el proyecto”.

Fue una labor muy loable, un verdadero desafío”, dijo el profesor Carlos Rozic, jefe de Laboratorio de la Avellaneda, a cargo de la coordinación del proyecto. “El desafío fue que lo realicen en forma íntegra los alumnos, acompañados por los docentes”. El proyecto fue institucionalizado dentro de las prácticas profesionalizantes como trabajo integrador, en el que los alumnos de 6° año debieron aplicar todos los saberes.

El ARA San Juan (S-42) fue un submarino tipo TR-1700 fabricado en Alemania que desde 1985 sirvió en la Armada Argentina hasta desaparición. El 15 de noviembre del 2017 el submarino desapareció en el mar Argentino con 44 personas a bordo (1 mujer y 43 hombres). La Armada Argentina perdió contacto con la nave cuando se trasladaba desde Ushuaia hacia Mar del Plata, a la altura del golfo San Jorge, a causa de su hundimiento posiblemente como consecuencia de una implosión. Dieciocho países colaboraron en la operación de búsqueda y rescate (SAR), durante 15 días, sin resultados. Al año siguiente, el gobierno contrató a la empresa privada Ocean Infinity e inició una segunda búsqueda que concluyó al hallarse la nave el 17 de noviembre de 2018, muy cerca del punto de desaparición, a 907 metros de profundidad.

Fuente: El Litoral

Comentarios