Despierta la Mañana
Lunes a Viernes de 7 a 12 con Beto Bertoncello
Escuchá la radio en vivo aquí
Nacionales

Cristina y Alberto retoman la campaña a fin de mes y evitarán polemizar sobre la devaluación

Se reunieron con Kicillof, repasaron los números y coincidieron en dejar que el Gobierno explique porqué sube el dólar. Confían en mejorar en algunas regiones.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner, la fórmula triunfante en las primarias de este domingo, se reencontraron este mediodía en el Instituto Patria para repasar las cifras y planear los pasos para la campaña de las generales del 27 de octubre.

Luego se sumaron Máximo Kirchner, Axel Kicillof, ganador en la provincia de Buenos Aires; y más tarde Matías Lammens, de sorprendente elección en la ciudad de Buenos Aires, pero aún por debajo de Horacio Rodríguez Larreta.

“Que coucheada está. No dice nada”, calificaron a María Eugenia Vidal, que brindaba explicaciones por su derrota en conferencia de prensa.

De la charla, acompañada con pizza y gaseosa, surgió la decisión de tomarse unos días para iniciar las recorridas por el interior del país, tal vez hasta el retorno de Cristina de La Habana, el 30 de agosto. Aún resta que sea habilitada por la justicia.

En estas semanas habrá entrevistas y declaraciones pero de ningún modo Alberto quiere explicar las causas de la devaluación de este lunes, que Mauricio Macri atribuyó a su triunfo.

“Él va a tener que contar porqué subió el dólar y cómo hizo para sostenerlo a este precio durante la campaña”, repetían los asesores de Fernández. Esta mañana, el economista Matías Kulfas fue la única voz del frente Todos en negar responsabilidades.

Obligar a Macri a hablar de economía fue un objetivo de Fernández cuando anunció que tomaría los fondos que se van en intereses de Leliq y lo consiguió.

Después de su triunfo le parece más útil que Macri hable solo de su mala o nula praxis para detener la escalada del dólar, una secuencia que, como bien explicó Kulfas, este Gobierno atravesó muchas veces en  este año.

La campaña que se viene pasará por varios ejes, el primero de ellos concentrarse nuevamente en zonas donde se puede mejorar. Hay mucha algarabía por la victoria de 10 puntos en Santa Fe, por el triunfo de Entre Ríos y la derrota digna en Córdoba, donde Macri ganó 48 a 30 y Fernández cree que puede crecer.

También imagina sumar en Mendoza, donde aventajaron por unos votos y humillaron al gobernador Alfredo Cornejo con una derrota en la categoría de diputados nacionales.

Otro asunto de la campaña de estos meses es la preparación de los debates presidenciales, pautados para el 13 y el 20 de octubre.

Después de su derrota, creen que Macri intentará embarrar la cancha para sumar, pero no le será fácil.

Es que los debates serán entre todos los candidatos y por lo tanto él será el más apuntado de todos.

Fuente: Lapoliticaonline

Comentarios