Sunchales
Santa Fe Argentina
Escuchá la radio en vivo aquí
Locales

Día a día preparando los alimentos para la mesa de los argentinos

El 10 de setiembre de 1944 un grupo de trabajadores lácteos de la ciudad de Buenos Aires, reunidos en el local del Centro de Obreros Católicos, decidió organizarse para la defensa de sus derechos, creando así el Sindicato Argentino de Trabajadores de la Industria Lechera (SATIL). Consecuentemente, se designó una comisión provisoria encabezada por Fidel del Valle Reynoso.
Desde el comienzo, SATIL se fijó como objetivo de primer orden aglutinar a los grupos existentes de compañeros que en diversas regiones ya se encontraban organizados para la defensa de sus respectivos intereses profesionales.
La organización sindical reunió así a un sector de trabajadores que resulta indispensable para el día a día de los argentinos. En la industria láctea se producen innumerable cantidad de productos que llegan a la mesa de los compatriotas y son parte de la dieta indispensable de niños, jóvenes, mujeres, hombres y adultos mayores, con los máximos estándares de calidad y de sanidad. Todo ello no sería posible sin la participación en la cadena de los trabajadores, que de lunes a lunes procesan la leche que llega de los tambos a las usinas lácteas.
La historia del gremio cuenta también que en enero de 1954 todas las asociaciones de trabajadores del sector se reunieron en el Primer Congreso Nacional del Sindicato Argentino de Trabajadores de la Industria Lechera y Afines de la República Argentina. Este Congreso sentó las bases para el Congreso Extraordinario de junio del mismo año, en el que se resolvió la unidad definitiva de todos los grupos en una misma Organización bajo la denominación de Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA), cuyo primer secretario General fue Fidel del Valle Reynoso, electo en las primeras elecciones nacionales de la organización en junio de 1955.
Consecuentemente, hoy la organización sindical de los trabajadores lecheros no solo está celebrando el día del trabajador del sector, sino que cumple sus primeros 75 años de vida.

El presente

En pleno siglo XXI, la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina es una institución sindical que se erige -además de tutelar los intereses de los trabajadores- como una fuerza de promoción de la salud, la educación y la cultura de sus afiliados y la comunidad, entendida como inversión en el capital más importante que una sociedad pueda tener: el humano.
Bajo sus cuatro áreas Fundación, Educación, Salud y Servicios, Atilra administra proyectos diversos, tales como los Centros de Salud Ospil ambulatorios, la Clínica Atilra de alta complejidad, los Centros de Formación Profesional, el Centro Educativo Tecnológico, Centros Recreativos y Turísticos.
Es miembro activo de la Confederación de Asociaciones Sindicales de Industrias Alimenticias -CASIA-. Forma parte de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación -UITA- en la cual preside la División Internacional del Sector Lácteo. En tanto miembro de aquella, se encuentra adherida a la Organización Internacional del Trabajo -OIT-. Coopera con Fundación Padre Luis Farinello y Fundación La Higuera, para facilitar el acceso de niños y adultos a sus derechos a la alimentación y a la salud. Patrocina a artistas y deportistas profesionales y amateurs.
Lleva adelante Asambleas Generales y Congresos donde se define la acción política sindical que pone en tierra sus valores: Honestidad, Solidaridad, Compromiso, Simpleza y Eficiencia.

 

Fuente: Castellanos

Comentarios