La Máquina del Tiempo
Con Juanjo Garone De Lunes a Viernes de 21 a 00.30hs Sábados y Domingo de 19 a 00hs
Escuchá la radio en vivo aquí
Locales

El “último primer día” se fue de la manos, exceso de alcohol y desmanes varios

Hace poco menos de una semana le contábamos a nuestros lectores acerca de esta “nueva moda” llamada U.P.D. donde los adolescentes que inician su último año lectivo de la secundaria, se reúnen la noche previa a ese primer día de clases y celebran con bombos y platillos (literalmente).

Lo de anoche más que un U.P.D. fue otra cosa, los alumnos de tres colegios de ésta ciudad ganaron la calle y dieron rienda suelta a toda su energía, según fuentes vinculadas a las fuerzas de seguridad, el alcohol fue el factor excluyente y a partir de ahí todo se volvió difícil de controlar.

Antes de la medianoche ya se podían escuchar sonidos de bombos y redoblantes, gritos y música a alto volumen. “Provocaron varios desmanes, disturbios, incluso se pelearon entre ellos, la verdad irreconocibles los chicos, tenemos quejas por todos lados, a una casa le rompieron un vidrio, una barbaridad” le confesó un agente del orden a este medio.

Varios chicos que sufrieron lesiones, debieron ser trasladados al hospital. Calles Laprida, Av. Belgrano, Av. Yrigoyen, Plaza Libertad, Av. Independencia y Pellegrini, son algunos de los lugares donde se sucedieron los disturbios y las trompadas entre ellos mismos.

La Plaza Libertad fue uno de los sectores que llevó la peor parte, justamente donde confluyeron estudiantes de los tres colegios secundarios que celebraban el U.P.D., según testigos del lugar también hubo intervención de jóvenes que no pertenecen ya a la edad de colegio y que aprovecharon las circunstancias para dirimir viejas diferencias barriales. Rompieron una vidriera de un local ubicado frente a la plaza principal, entre otras cosas.

Además rompieron y después se arrojaban pedazos de baldosas, hasta dañaron la luneta de un móvil de la G.U.S. La Guardia Urbana, la Policía y el 107, estuvieron trabajando en toda la madrugada, para evitar que la situación no se desborde más de lo ocurrido.

Un dato agregado a este informe, da cuenta de jóvenes que participaron y no serían estudiantes, serían individuos de distintos barrios, que anteriormente han participado de hechos violentos.

“Nadie dice que no lo hagan, pero en otros años algunos padres formaron parte de dicho evento, entonces no se descontroló tanto” agregó una fuente policial.

Comentarios