Hacete Amigo
Lunes a Viernes de 15 a 19 con Fabiola Ferronatto
Escuchá la radio en vivo aquí
Provinciales

La obra de la autopista sigue paralizada y sin explicaciones

(Fuente Castellanos) Desolación. Esa es la palabra que define mejor que ninguna otra el panorama que se observa en una recorrida por los 40 kilómetros aproximadamente de la proyectada autopista entre Angélica y Rafaela, incluida la Variante que circunvala el casco urbano local por la zona Oeste.

La semana gris y lluviosa agregó otra característica para hacer más contundente la imagen de abandono que presenta la obra.
En la Variante Rafaela, por ejemplo, se desactivó el obrador que estaba ubicado en el Camino Público 5 y la circunvalación: ningún camión, ninguna máquina, solo un montículo de piedras y una estructura metálica similar a las que forman parte de las plantas de elaboración de concreto asfáltico.
Si bien la lluvia esta semana no permitió la realización de tareas, el hecho de que no haya maquinarias en la zona y que la mayor parte de la Variante Rafaela tenga rastros de malezas de varios meses. En tanto, en el sector ubicado entre Angélica y Susana, donde a principios de año habían comenzado algunas tareas de despeje y limpieza de banquinas y también movimientos de tierra, no se ven avances significativos.

La realidad contradice los informes optimistas que algunos funcionarios dieron a conocer cuando CASTELLANOS reveló que la obra no se reanudaría en el tramo completo entre Angélica y Sunchales, sino solo hasta el límite norte de Rafaela, ya que para el resto de la obra se convocará a una segunda licitación.
El 9 de febrero, por ejemplo, en declaraciones al diario Uno de Santa Fe, Luis Figliozzi, jefe Región Centro de Vialidad Nacional (Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe) dijo que los trabajos comenzarían en “no más de 30 o 60 días”.
Según esas declaraciones el plazo de obra “que nosotros estamos haciendo con la modificación, son 47 meses” y que “en el presupuesto de este año están previstos los fondos para ejecutar la obra”.

Peor aún, a mediados de febrero una delegación de funcionarios regionales, encabezados por el intendente de Sunchales, Gonzalo Toselli, viajó a Buenos Aires para ser recibida por el coordinador de Planificación y Gestión de Infraestructura de Vialidad Nacional, Eduardo Plasencia. Se trata del mismo funcionario que había tildado de “fake news” a una publicación de este diario relacionada con la decisión de “achicar” el proyecto original y dejar para una segunda licitación/etapa el tramo entre Rafaela y Sunchales de la autopista.

Plasencia sorprendió a los visitantes por dos razones: la charla duró quince minutos porque el funcionario nacional estaba “apurado” y en segundo lugar, porque les anunció que la firma del contrato con la empresa que ejecuta los trabajos se haría “la semana próxima” (o sea, hace dos meses) y que la obra estaría terminada “en agosto de este año”. Un dato absolutamente inverosímil. Cuando está a punto de comenzar mayo, la obra ni siquiera se reinició y todo indica que el famoso contrato que se iba a firmar en febrero nunca se terminó de cerrar.

Vale recordar que en marzo de este año, Vialidad Nacional confirmó que a más de 4 años de iniciada la construcción de la autovía, luego reconvertida en autopista, de la Ruta Nacional 34 en el tramo Angélica-Rafaela-Sunchales, la obra solo avanzó un 22,5% del total proyectado. En una nota enviada al Centro Comercial e Industrial, además, anticipaba que los trabajos todavía estaban “próximos a reiniciar” y admitía que la conversión del proyecto original de autovía a autopista generó retrasos que siguen, indudablemente, sin que haya ninguna precisión acerca del momento en que se terminará la espera.


Comentarios