La Máquina del Tiempo
Con Juanjo Garone De Lunes a Viernes de 21 a 00.30hs Sábados y Domingo de 19 a 00hs
Escuchá la radio en vivo aquí
Locales

Padres, hijos y autoridades debaten la nocturnidad en un mismo espacio

Las formas en que los adolescentes se divierten se han convertido en tema de debate últimamente y han ganado la escena mediática a raíz de algunos sucesos puntuales, las previas, los encuentros en lugares aleatorios de la ciudad y la celebración del “último primer día” los han colocado en la mira de una sociedad que se muestra poco empática con la juventud y sus códigos.

Como padres hemos reaccionado un poco tarde y de golpe parecemos descubrir que la crianza no estaría dando los frutos que esperábamos, el alcohol como protagonista excluyente de los encuentros y la falta de espacios para que se congregue la juventud son algunas de las puntas de un iceberg que va más profundo en el entramado de relaciones entre padres e hijos.

Lo cierto es que en u escenario de creciente preocupación, el municipio tomó la iniciativa de reunir a todos los actores involucrados. La convocatoria al encuentro se realizó a través de la red whatsapp en diferentes grupos de padres de estudiantes y algunas invitaciones particulares, finalmente ayer en horas de la tarde, se produjo el primer encuentro entre padres de alumnos con edad de colegio secundario, autoridades del municipio de Sunchales y algunos adolescentes.

Sentados en círculo en el salón de la Casa de la Historia y la Cultura, el intendente Gonzalo Toselli, la Secretaria de Gobierno Fabrina Girard y Rubén Arias Subsecretario de Seguridad entre otros funcionarios, dialogaron con un grupo de padres preocupados por la situación de la nocturnidad y sus hijos.

Entre catarsis, reflexiones y dedos acusatorios, se fue desarrollando el encuentro que sirvió como punto de partida para romper el silencio y salirnos un poco de ese cómodo lugar de culpar sin actuar. Tuve la posibilidad de participar del mismo como padre y periodista, me resultó sumamente interesante que los jóvenes se hayan sumado al encuentro, considero que la única forma de acercarnos a un punto de encuentro es “bajar la guardia” y escucharnos, algo poco común en los tiempos que corren.

La reunión duró unos noventa minutos y durante la misma todos los presentes dejaron por escrito su nombre y número de celular para seguir reuniéndose a futuro y coordinar acciones concretas tendientes a equilibrar los puntos de vista de cada uno.

 

Comentarios