Fase Dos
De lunes a viernes de 14 a 16hs. con Angeles Socin y Lucas Gaggi
Escuchá la radio en vivo aquí

Deportes

Carta abierta de «Bebo» Ceruti al hincha de Libertad

Hoy, el ex jugador de los «Tigres», publicó en su cuenta de Instagram un escrito en donde expresa sus sensaciones por no ser tenido en cuenta para afrontar la próxima Liga Nacional de Básquet. En esta nota la reproducimos textualmente.

Al hincha de Libertad:

No es un adiós, es un hasta luego. Me dirijo a ustedes en un momento triste de mi vida y con el corazón herido. La historia de mi niñez está ligada al club, la historia de mi familia. Voy a tratar de ponerle a cada palabra el significado que corresponde, siendo agradecido y expresándome siempre desde el corazón, como lo hice en la cancha.

Casi todo lo que aprendí para relacionarme, la persona que fui y soy, lo aprendí en el Club Deportivo Libertad de Sunchales. Códigos que me marcaron profundamente desde que era muy chiquito y pasaba más horas en la cancha que en mi casa. Encontré formación y contención y me enseñaron a defender los colores con el alma. Me brindaron la posibilidad de tener en un futuro una profesión, para que pudiera volcar toda la energía que tenía adentro y conducirla hacia los objetivos que tenía la institución.

A los 15 años me llegó la posibilidad de hacerme jugador de Primera División, con todo lo que eso implica, y casi sin darme cuenta y porque el club estaba mal económicamente, salté al parquet con ganas de comerme el mundo, y entendiendo a los goles que era muy difícil asentarse y tener éxito en un ambiente tan exigente. Me aferré a la manera de sentir mi equipo y mi club, y eso fue mi guía. No se si tan chico podría haberlo logrado en otro club que no fuera el mío.

El camino fue realmente maravilloso. Ascensos, campeonatos nacionales e internacionales, logros deportivos que se consiguieron jugando a cancha llena, con muchos chicos alentando y sintiendo pertenencia, con el hincha orgulloso de lo que veía en la cancha. Se sentía el ambiente y la presión de jugar en Sunchales, y cada vez que íbamos de visitante, sea en Argentina o América, no pasábamos desapercibidos. Puse mi granito de arena a un proceso histórico que hoy pareciera tan lejano y olvidado por algunos, pero que hizo conocer el nombre del club en cada rincón de América.

MUCHÍSIMOS JUGADORES PASARON POR LA INSTITUCIÓN, y en mi persona y mi actitud siempre estuvo la intención de ayudar a crear un buen clima, formar buenos grupos y que los que viniesen se sintieran cómodos en nuestra ciudad, y así puedan dar lo mejor. La mano que pude dar la di. Deportivamente los resultados están ahí. Las veces que me tentaron para jugar en otras instituciones de la Liga (Atenas) o de afuera, nunca dudé en poner primero a mi club, antes de tomar cualquier decisión.

Cometí muchos errores, no tengo la menor duda. A veces siento que se me castiga demasiado por ser como soy, frontal, transparente y de corazón, y que por eso no encajo en algunas mesas chicas. Lo que sí nadie me puede recriminar es que cuando terminó un partido mi camiseta no estuviese empapada de sudor. Nadie puede señalarme que ante el dolor de una lesión me borré, nadie puede cuestionarme que corrí con el alma para que mi camiseta negra y amarilla quedara por encima de todos.

Creo que los hinchas cañoneros eso no lo van a olvidar nunca. Poder ver y sentir que bajaban el culo a defender conmigo, que corrían mis contragolpes, que cuando había que remontar un juego, estaban ahí con la mirada fija empujándome. Esa relación con el hincha de Libertad es lo único que no puede sacar NADIE.

No voy a ser hipócrita, todos saben que me encuentro es una situación difícil de mi vida. En lo personal y familiar atravesando un momento durísimo, de mucha angustia, y donde la fuerza que tengo para levantarme y vivir, seguir luchando, las saco de ver a los ojos a mis dos hijos. Pensé, creí, me ilusioné con que podía contar con Libertad, PERO NO SÓLO POR MÍ, SINO PORQUE NO HAY PUNTOS NEGATIVOS PARA UN RETORNO. Ya sea como referente, como guía, como puente para acercar a la gente de vuelta al club, para poder ser espejo de que los chicos de Sunchales pueden llegar algún día a vivir lo que viví yo. Poder volcar toda mi experiencia y transmitir que desde una ciudad de 20.000 habitantes se puede conseguir un club campeón de América. Enseñarles a los jóvenes lo grande que es Libertad.

Muy triste y muy dolido, me voy por la puerta de atrás. Algunas personas me bajan el pulgar, y sólo soy ídolo para una foto y nada más. Estoy en la mala, y mis ganas de disfrutar en una cancha, y que mis hijos vean a su padre retirándose con la camiseta del club de su vida, quedan postergados. Los hinchas tienen que saber que los llevo en mi corazón, y que agradezco su gratitud y respeto para conmigo. La realidad de que mi lugar para los que deciden es en los libros, o en alguna revista o guía del Libertad multicampeón, pero no para aportar desde adentro a volver a crear una mística que se fue perdiendo con el tiempo. Es cruel que cualquiera menos yo, a pesar de mi historia en la institución, TENGA LA POSIBILIDAD DE SUMAR SIENDO INCLUIDO. Es lo que hay.

Mi familia, ligada desde siempre, con Papá jugador de fútbol y Mamá de básquet, y hermano PF con ascenso incluido, es una prueba más de que somos parte de la historia.

Solamente tengo palabras para los hinchas, que son Gracias por Siempre. Y para Libertad, que tu nombre para mí va a estar por encima de las cuestiones personales y el chiquitaje que alejan a las personas del día a día. En algún momento volveré, de eso estoy seguro, por eso les digo solamente hasta luego.

Los quiero mucho. Bebo.

Comentarios

S.Técnico
close slider

Registre
Asistencia Técnica

Contrataciones
close slider

Adhesión a
Servicios

Pagos
close slider

Adhesión a
Débito Automático

Nombre y apellido del titular (requerido)

Su teléfono (requerido)

Su domicilio (requerido)

Su e-mail

Te estamos leyendo!
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?