Despierta la Mañana
Lunes a Viernes de 7 a 12 con Beto Bertoncello
Escuchá la radio en vivo aquí
Regionales

Caso Beninca: Williner quedará libre pagando un millón de pesos de fianza

Se llevó a cabo la audiencia referida a la pelea entre amigos ocurrida hace dos meses atrás. Entre las medidas alternativas propuestas, se encuentra el pago de una fianza.

Padres y hermanos de Luciano Beninca siguieron la audiencia de revisión de prisión preventiva junto al padre del acusado y un puñado de periodistas que intentaba recabar la mayor información posible desde la puerta de la sala 2 de la Oficina de Gestión Judicial local.

En este marco y con la expectativa de casi toda una ciudad, teniendo en cuenta la dimensión mediática que tomó el caso, las partes dieron a conocer sus argumentos en relación a la prisión preventiva de José María Williner. 

“Hasta hoy no han variado los argumentos que permiten mantener la prisión preventiva. Hasta el momento no están los resultados de la autopsia y aún no se puede saber la causa de la muerte de Luciano, más allá de los informes preliminares con los que contamos. También restan las pericias de teléfonos celulares, las cuales llegaron el día de ayer pero aún no pudieron ser analizadas por el caudal de información” comenzaba relatando el fiscal Guillermo Loyola. En relación a esto manifestó que si se obtuvieron los resultados de los exámenes toxicológicos:

La víctima arrojó 1,26 gramos de alcohol en sangre, mientras que el acusado arrojó 0,90 de alcohol y positivo en relación a la presencia de marihuana y cocaína. Con respecto a esto el Fiscal manifestó que falta saber el porcentaje de estas sustancias para determinar la influencia de los componentes en el hecho en cuestión.

Otro de los argumentos desde el órgano acusador fue el de la personalidad del acusado y para esto entrevistaron a dos personas que llamaron “testigos de concepto”.

Dos personas relataron situaciones violentas vividas con el acusado, una de ellas en un boliche bailable y otra en un bar local, producto de las cuales Williner golpeó a los sujetos y todo el tiempo amenazó con matarlos.

“Con esto intentamos demostrar la personalidad del acusado en la que muchas veces golpeó violentamente a otros sujetos”, expresó el fiscal.

Por último la Fiscalia hizo referencia a Guillermo Beninca, hermano de la víctima:

“Según la teoría de la Fiscalía, la participación del hermano de la víctima se encuadra dentro de una conducta de legítima defensa de un tercero”.

En base a todos estos datos, desde Fiscalía solicitaron se prorrogue la prisión preventiva para el acusado mientras dure el proceso.

Juan Bautista Degiovanni, abogado querellante:

“Desde la Querella coincidimos con la carátula del hecho y la solicitud de prórroga de la prisión preventiva sin plazo alguna” comenzó.

Dentro de su argumentación también manifestó que se trata de una familia de altos recursos económicos existiendo la posibilidad de que se dé a la fuga si recupera su libertad. Además dentro de sus argumentos, la parte querellante, dio lectura a las entrevistas de los dos testigos de concepto relatando dos situaciones de violencia que les tocó vivir con el acusado.

Por último, el abogado de la familia de la víctima hizo referencia a una desigualdad entre las personas que se enfrentaron, ya que según los resultados toxicológicos la víctima estaba ebria, y esto generó entre otras cosas, falta de respuesta, mientras que el acusado contaba con alcohol, marihuana y cocaína, una mezcla explosiva que habría generado excitación, una gran energía y una gran autoconfianza, bajando esa madrugada desde el complejo de departamentos y rompiendo el vidrio para luego enfrentarse a golpes con los hermanos Beninca.

Luego de esto fue el turno de Néstor Oroño, la defensa de José María Williner:

“No deja de sorprenderme la postura de la Fiscalia, porque el que comenzó toda esta saga de locura fue Guillermo Beninca, quien hostigó en todo momento a Williner por una ex novia de su hermano. Acá si hay un culpable, ese es Guillermo, porque fue él quien comenzó con todo esto, y no puedo creer que Fiscalía lo premie con la legítima defensa, lo victimizan faltando a su objetividad” comenzó la defensa.

En base a la personalidad de Williner, como expusieron desde el órgano acusador, Oroño manifestó que en ese caso se deberían analizar las personalidades de los tres y no solo del acusado. Además dijo ofrecer medidas alternativas serias y coherentes para que en un futuro se pueda lograr llegar a un juicio donde cada una de las partes pueda exponer sus argumentos.

“Williner como cualquier acusado goza del estatus de inocencia, no se puede presumir nada, todo debe demostrarse, mi defendido tiene su historia, pero también la tiene Beninca, y reitero, acá el único responsable de todo lo que pasó fue Guillermo Beninca, el hermano de Luciano, quien en todo momento instó a que esto terminara de esta manera. De mi defendido se podrán decir muchas cosas, es más mucha gente aprovecha para aparecer ahora y cobrarse alguna factura, pero de su padre, del Dr. Williner, nadie puede decir nada, por eso una de las medidas alternativas que solicitaré será que José María quede al cuidado de él mientras dure el proceso” comentó Oroño en otra parte de sus fundamentos.

Además, la defensa manifestó que el alto poder adquisitivo tanto de él como de su familia no lo convierte en peligroso, “sino se trataría de una discriminación y todas aquellas personas que cuenten con dinero estarían presos”.

Por último, Oroño manifestó que su defendido no podría entorpecer las pruebas ya que se encuentran debidamente resguardadas y que en estos 60 días no surgieron nuevos elementos que hagan que el Juez prorrogue la prisión preventiva. Por todos estos motivos solicitó medidas alternativas y el pago de una fianza.

“Maldito asesino”

Así fue como el padre de la víctima llamó al acusado cuando el Juez de la causa le otorgó la palabra. “Yo solo le rpegunto a usted Juez y a él, porque me lo mató, porque me mató a mi hijo, es un maldito asesino. Cuidennos, esta gente no puede estar en libertad, hoy fue mi hijo pero mañana puede ser el de cualquiera de ustedes”, cerró el padre de la víctima conmovido en un inmenso llanto.

Finalmente, el Juez Javier Bottero dio lugar a lo solicitado por el abogado defensor de José María Williner y otorgó como medidas alternativas las siguientes:

-Prohibición de ausentarse de la ciudad sin previo aviso,

-Someterse a un tratamiento en contra de las drogas

-Prohibición de asistir a locales de diversión nocturna donde se expendan bebidas alcohólicas

-Prohibición de acercarse al Club de Rugby Crar Rafaela

.-Presentarse todos los viernes a firmar una planilla a la Oficina de Gestión Judicial

-Quedar al cuidado de su padre todo el tiempo que dure el proceso.

– Pago de una fianza de un millón de pesos para poder recuperar su libertad.

LOS HECHOS:

El día 8 de junio siendo aproximadamente las 7:15 hs, Luciano Beninca se presentó frente a un complejo de departamentos ubicado en calle Belgrano al 1200, en las inmediaciones del lugar ya se encontraba su hermano, Guillermo. Afirmó que este horario se pactó además por algunas llamadas recibidas por el 911 de testigos que afirmaban que había una pelea.

Antes de llegar al lugar, habían estado en un local bailable de la ciudad, Luciano B., José María W., también el hermano, Guillermo Beninca. y más personas. Algunos de ellos al salir, se fueron al departamento de una joven, serían dos mujeres y dos hombres, entre los que se encontraba José María Williner, Guillermo Beninca los observó retirándose.

Retomando lo mencionado, en las inmediaciones del complejo de departamentos se encontraba Guillermo Beninca., al llegar su hermano, se baja del auto y se dirige a la entrada del edificio. Guillermo escucha un ruido como si hubieran estallado vidrios, sale José María W, alias “Pelado”, que se encontraba allí de manera circunstancial. El fiscal expuso que “Pelado” baja, sale, rompiendo el vidrio de entrada. Arriba en el departamento seguían las otras personas, que salen recién en el momento en que ya estaba la policía.

Se produce una discusión verbal y luego una pelea a golpes de puños entre el imputado y Luciano. El hermano de éste último, Guillermo, los quiere separar, pero ellos pelean, dirigiéndose hacia el lado de la calle. Afirma que en un momento Luciano B. tenía “controlado” al imputado, y le dice “ya está, dejémosla acá” y Guillermo se acerca para separarlos, Luciano suelta a “Pelado” y éste le pega dos golpes de puño, en la cara y en la costilla. Le arroja un golpe en el rostro a Guillermo y este cae al piso, y cuando se quiere levantar nota que estaba quebrado.

El fiscal brindó información de testigos, donde había un relato que afirmaba que había tres hombres discutiendo en la vereda del complejo, que uno quería incorporarse y que en un momento “el que estaba solo” le pega en la cara y el otro sujeto (Luciano Beninca) cae al piso, pareciendo desvanecido y que se escuchó el golpe de la cabeza al caer. Otro relato notificó que Luciano estaba inconsciente y el imputado le estaba realizando prácticas de RCP.

Finalmente trasladan a Luciano hacia el hospital, donde murió a los pocos minutos de haber ingresado. La autopsia determinó que la causa de la muerte fue presentando traumatismo craneoencefálico grave, así como también presentaba hematomas y heridas varias.

 

Fuente: Rafaela Noticias

Comentarios

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com