Generación XXI
Lunes a Viernes de 16 a 18 con Danio Santerre
Escuchá la radio en vivo aquí

JudicialesRegionales

Una deuda de U$S 200.000, amenazas de muerte y privación ilegítima de la libertad. La megacausa que conmociona a Rafaela.

Durante la mañana de hoy se desarrolló la Audiencia Imputativa que tuvo en el banquillo de los acusados a los 8 detenidos en el marco de la causa que investiga el Fiscal de Delitos Complejos, Martín Castellano y que tiene como detenido al ex coordinador de Seguridad del Nodo Rafaela, el abogado Agustín Andereggen.

El nombre de Andereggen por sus implicancias políticas al haber sido integrante de la gestión socialista de Miguel Lifschitz seguramente es el nombre que más resuena en toda la provincia, no obstante la ciudad de Rafaela está conmocionada por el resto de los integrantes de «la banda» tal como fue calificada durante la audiencia celebrada en la mañana de hoy.

Los acusados de los delitos de Amenazas Simples, Amenazas Coactivas, Amenazas Calificadas, Privación ilegítima de la libertad, Violación a domicilio, Daños simples, Amenazas Calificadas y Privación de la libertad agravada por violencia y amenazas, son los rafaelinos: Agustín Andereggen, Ezequiel de los Santos, Fabricio Ávalos, Martín Battaggi, Mateo Falchini, Juan Manuel García, Lucas Oñate y Darío Gabriel Schmittlein.

Una deuda de U$S 200.000

Todo comenzó allá por enero de este año cuando «la banda» entregó a M.V.F. una suma aproximada de U$S 200.000 que sería utilizada para operaciones vinculadas a la medicina.

Pasó el tiempo y el deudor no devolvió el dinero prestado, en ese entonces diferentes integrantes de «la banda», en conjunto y en otras oportunidades en soledad iniciaron un serie de actos intimidatorios, incluyendo amenazas de todo tipo, con el fin de cobrar el dinero.

Las amenazas de muerte e incluso la privación ilegítima de la libertad incluyeron a familiares directos del deudor, como así también a amigos y/o allegados a quienes exigían el dinero o algún bien inmobiliario que pudiera compensar parte de la deuda.

Durante la audiencia imputativa presidida por el José Luis Estévez de Tostado, el Fiscal Martín Castellano imputó la cantidad de diez delitos a los ocho detenidos.

Los Hechos

El día 27 de julio de este año, Oñate, Falchini, Battaggi y otros dos integrantes que no fueron identificados fueron hasta la casa del padre del deudor para solicitarle el dinero. Desde allí fueron al consultorio del deudor y éste les manifestó que no lo tenía por qué lo había perdido en apuestas. Entonces los interesados en recuperar el dinero esgrimieron amenazas hacie el padre del deudor, del tipo: «debe pensar en el valor de la vida de su hijo, detrás nuestro hay gente muy pesada y que no se anda con vueltas. Gente que trabaja en la policía y en la justicia» . Diciéndole además que debía vender la casa para saldar la deuda contraída.

Ese mismo día, horas más tarde, se volvieron a reunir con el deudor y el padre, diciéndoles que la plata tenía que aparecer o que entreguen el inmueble. Y que la familia debía hacerse cargo de las «cag…as» de M. y que sino los iban a «ca…ar» a tiros.

Al día siguiente, Schmittlein envió una serie de mensajes a través de la aplicación whatsapp al deudor con mensajes de la siguiente tónica: «Que mal que vamos a terminar nosotros amigo» o «Más te vale pagarme por que esta me la cobro», agregando «Ya nos vamos a cruzar nosotros dos».

Dos días más tarde se concretó una reunión entre Battaggi, Oñate, Falchini, Ávalos y García con el padre del deudor M.V. a quien le manifestaron que la situación podría llegar incluso a provocar suicidios y divorcios. A la vez que le mencionaban nombres de familiares directos.

Horas más tarde, García y otro sujeto no identificado fueron hasta la casa de la madre del deudor, explicándole que detrás de ellos había como 30 personas más en total y que en 48hs debía aparecer el dinero o que entregue su vivienda.

El 31 de julio de este año, Agustín Andereggen, mediante un mensaje de whatsapp convocó al padre del deudor a una reunión privada en una oficina, al llegar le exigió que dejara su celular fuera de la sala dónde se iban a reunir. Luego le dijo que él era cómplice de us hijo.

Además le esgrimió que él (por Andereggen) había sido Ministro y que era abogado penalista y que se equivocaban en elegirlo como víctima y que si bien los demás eran perejiles, él no lo era. Y que en 48hs debía tener la suma de U$S 20.000.

Más tarde, durante el misma día, Ávalos se comunicó telefónicamente con un llamado anónimo con el hermano del deudor a quien le refirió lo siguiente: «que aparezca M. que vamos a reventar a tiros tu casa y a tu nena».

Privación ilegítima de la libertad

Ese mismo día, De Los Santos se comunicó con un kinesiólogo que arrendaba un consultorio en instalaciones de un centro médico a cargo del deudor y que necesitaba las llaves de dichos consultorios ya que M. los había «ca…do» en U$S 200.000 a él y a otras 20 personas.

El profesional le indicó que no contaba con dichas llaves, entonces el imputado le dijo que irían a buscarlo a su casa. Cosa que sucedió esa misma noche a las 22hs aproximadamente, cuando De Los Santos junto a Andereggen fueron al domicilio donde vive el kinesiólogo vive junto a otros familiares.

Andereggen se presentó como abogado y le exigió que los debía acompañar, argumentando que tenían respaldo legal y que no iban hacer nada ilegal, solo a recuperar lo que era de ellos. Y que si aparecía la policía debía decirles que lo estaban ayudando a sacar cosas del consultorio.

Bajo esas amenazas lo llevaron en el auto hasta Barrio Fátima de Rafaela, donde cambiaron de auto y se sumó Ávalos y otro más que no fue identificado que ocupó el lugar del chofer. Fueron hasta el consultorio se detuvieron a unas tres casa del lugar, entonces Ávalos ingresó a las instalaciones y por handy les comunicó que podían entrar, quedando en el auto el kinesiólogo privado de su libertad y el chofer como campana.

Salieron, buscaron un elemento de metal dentro del auto y volvieron a ingresar con idéntica forma de actuar, y sobre una caja fuerte dejaron un mensaje grabado con el elemento de metal que decía «Estás Muerto». Provocando además desorden y daños varios en el interior de los consultorios.

El dìa 1 de agosto, un amigo del deudor fue convocado a un taller de la ciudad de Rafael apor Ávalos quien le manifestó el deseo de hablar acerca de algunas cuestiones. Una vez en el lugar lo metió de manera violenta dentro de un vehículo y le colocó un elemento en la cabeza que no le permitía ver. En esas condiciones lo mantuvo privado de su libertad por medio de violencia mientras le pedía datos que lo ayudarán a dar con el deudor.

Ese mismo día, Ávalos envió una serie de mensajes de whatsapp al deudor diciéndole: «no me importa quien esté a cargo, Vos te hiciste responsable al tomar el dinero» – «Vos lo sabes, vos so el que se tiene que mover» – «Si la guita no està transferida vas a lamentar haberme conocido…» – «Vos sabes lo que es no poder dormir…» – «Yo ya te esperé, el tiempo terminó».

Final de exposición y cierre de audiencia

Finalizada la exposición del fiscal, los defensores: Néstor Oroño, José Luis Silvera, Carlos Farías Demaldé, Caterina Basano, Leopoldo Luis Hilbert, Fernando Pairone, Pablo Mosconi, Raúl Ruffinengo, Rodolfo Zhender y Javier García, se limitaron a pedir copias de los expuesto, mientras debatían con el Juez la fecha de la audiencia de medidas cautelares que podría celebrarse durante el fin de semana y que decidirá sobre la libertad de los imputados.

La audiencia de medidas cautelares se llevará a cabo en día y horario a determinar por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de Rafaela. El fiscal Castellano adelantó que solicitará la prisión preventiva de los ochos imputados.

Comentarios

S.Técnico
close slider

Registre
Asistencia Técnica

Contrataciones
close slider

Adhesión a
Servicios

Pagos
close slider

Adhesión a
Débito Automático

Nombre y apellido del titular (requerido)

Su teléfono (requerido)

Su domicilio (requerido)

Su e-mail

Te estamos leyendo!
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?