Generación XXI
Lunes a Viernes de 15 a 17 con Danio Santerre
Escuchá la radio en vivo aquí
Deportes

A 35 años de la tragedia de Heysel: el principio del fin del hooliganismo

El 29 de mayo de 1985 el centro de Bruselas amaneció agitado. La ciudad había cedido la armonía de su casco histórico a los fanáticos ingleses del Liverpool que avanzaron durante la noche destrozando vidrieras y bares, asaltando negocios y acosando mujeres.

Las denuncias policiales se multiplicaron por miles como un llamado de atención: la Final de la Copa de Europa de ese año no sería una más. Las autoridades deberían estar atentas a la presencia de los hooligans de los Reds y de los ultras de la Juventus.

En plena época de deshielo, la Final de la Copa de Campeones era uno de los únicos eventos masivos que llegaba a cada rincón de ese mundo dividido por la Guerra Fría. Era la primera vez que la televisión seguía con atención las alternativas previas de un encuentro de fútbol que enfrentaría a los dos mejores equipos del momento y a los jugadores más famosos del planeta.

Sin embargo, llamativamente ningún medio mencionó detalle alguno de la barrida que los simpatizantes ingleses habían provocado en la ciudad hasta que una imagen se congeló para siempre en la memoria de los televidentes: los hooligans avanzaban sobre un sector mixto del estadio, ocupado en su mayoría por seguidores italianos, provocando una avalancha trágica.

Faltaba una hora para el comienzo del partido. Cuando la policía reaccionó ya era tarde. Las corridas y la desesperación provocaron la muerte de 39 personas que, en su intento de fuga, perecieron aplastadas por la multitud.

Fueron atravesadas por los alambrados y pisoteadas por los propios hooligans que avanzaban a buen paso en su violenta costumbre de ganar las tribunas rivales. Además de las víctimas fatales, se contaron más de 600 heridos que tardaron en ser atendidos por los servicios médicos que se vieron desbordados.

Pero el show tuvo que continuar. Contra todos los pronósticos, la UEFA obligó a la disputa del encuentro y el árbitro suizo André Daina tuvo que convencer a los jugadores italianos para que disputasen el partido para evitar una tragedia mayor. El partido, entonces, se retrasó una hora y media.

Antes del comienzo, ambos capitanes, Phil Neal del Liverpool y Gaetano Scirea de la Juventus, leyeron un comunicado llamando a la reflexión. La victoria de los italianos gracias al tanto de Michel Platini de penal es apenas anecdótica si se tiene en cuenta que los cadáveres de las víctimas fueron trasladados a una cancha auxiliar cercana al estadio y tapados por las banderas de sus equipos.

Inexplicablemente, desde los sectores superiores del estadio los espectadores podían ver perfectamente tanto el encuentro como la remoción de los cuerpos por parte de las ambulancias. Todo formaba parte del mismo caos. La tragedia de Heysel no fue la última en un estadio de fútbol ni tampoco la más grave, sin embargo sentó un precedente en la justicia belga que encontró culpable a catorce hooligans del Liverpool y los condenó en 1989 a tres años de prisión.

Los ingleses cumplieron la mitad de la pena y fueron sobreseídos por un recurso presentado por la defensa, que los puso en libertad argumentando que los homicidios cometidos fueron involuntarios. También, por primera vez, fue procesada la UEFA como responsable solidaria, aunque luego la causa fue desestimada.

Las consecuencias para el fútbol inglés fueron mucho más graves. El Liverpool fue suspendido de las competiciones internacionales por diez años (luego de la apelación la pena se redujo a seis) y el resto de los equipos ingleses por cinco. La medida perjudicó económicamente a los clubes, que perdieron plata de venta de entradas, publicidad y derechos televisivos. Algunas instituciones se declararon en banca rota y otras se disolvieron.

Además, se produjo un profundo vaciamiento que exilió a los mejores jugadores y técnicos británicos y los depositó en los restantes torneos europeos. Buscaban el prestigio, el dinero y el reconocimiento que Inglaterra no podía brindarles.

Informe: El Gráfico.

Comentarios

S.Técnico
close slider

Registre
Asistencia Técnica

Contrataciones
close slider

Adhesión a
Servicios

Pagos
close slider

Adhesión a
Débito Automático

Nombre y apellido del titular (requerido)

Su teléfono (requerido)

Su domicilio (requerido)

Su e-mail

Te estamos leyendo!
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by