Despierta la Mañana
Lunes a Viernes de 7 a 12 con Beto Bertoncello
Escuchá la radio en vivo aquí

Locales

José Darío Cornejo deberá ir preso por decisión de la Cámara de Rafaela

En su momento había sido condenado a dos años de prisión condicional pero los magistrados revirtieron esa decisión que había adoptado el Juez Osvaldo Carlos y le aplicaron una pena de tres años y seis meses de prisión qué, unificada con la de dos años oportunamente fijada, se conforma en una pena única de cuatro años y seis meses de efectivo cumplimiento.

En la ciudad de Rafaela, a los siete días del mes de agosto de dos mil veinte, se reúne el Tribunal para conocer y resolver el recurso de apelación interpuesto por el Ministerio Público Fiscal contra la sentencia dictada el 28 de marzo de 2019 por el Juez de Primera Instancia en lo Penal de Rafaela, Dr. Osvaldo Carlos, que dispuso: «1º) Absolver de culpa y cargo a José Darío Cornejo, nacido el 3 de setiembre de 1993 en la ciudad de Rafaela, de las imputaciones que se le formularon en la presente causa por Resistencia y desobediencia a la autoridad; violación de domicilio; y allanamiento ilegal.
Superado el examen de admisibilidad del recurso por auto de fecha 14 de junio de 2019, el día 5 de setiembre del 2019, a las 10 horas, se llevó a cabo la audiencia oral de apelación que prevé el art. 401 CPP, labrándose acta y guardándose registro de audio y video. Integraron el Tribunal los jueces Dres. Matías Drivet, Sergio Alvira y Cristian Fiz -bajo la presidencia del último-, y participaron por el Ministerio Público de la Acusación, la Dra. Mirna Segré, y por la Defensa el Dr. Carlos María Flores.

La postura fiscal

La Dra. Mirna Segré en primer lugar, efectuó su expresión de agravios en cuanto a la justicia de lo resuelto mediante una profusa crítica a la valoración del plexo probatorio, efectuada por el Juez.
Así reiterando los argumentos expuestos en su libelo de apelación, al momento de expresarse en audiencia no solo ratificó el mismo sino que manifestó que la sentencia tiene vicios, y la convierte en intolerable, que la misma resulta arbitraria y contraria a derecho ya que omite el juzgamiento de los hechos. Sostiene que el Juez primero afirma y luego falla contrariamente a lo que dijo, es decir primero reconoce la existencia de hechos pero luego dice que no hay pruebas; refiere a adicciones que no fueron probadas, nunca se debatieron, solo las incorporó el juez; que la sentencia no tiene fundamento respecto a los hechos y que todos fueron probados por fiscalía, pero no se analizaron las testimoniales aportadas, no se juzgaron tampoco todos los hechos de la acusación y enumera todos los hechos atribuidos y sostiene que el juez primero refiere a la existencia de agresión pero luego absuelve al imputado.

El defensor

La Defensa a su turno, sostuvo que el fallo en crisis merece confirmarse, señalando que existen elementos suficientes para ello, discrepa con los cuestionamientos efectuados por el Ministerio Fiscal; en primer lugar, señalando que la Fiscalía no puede apelar una absolución, cita el fallo Arce, la garantía de recurrir es solo para el condenado, cita también el fallo «Mohamed c. Argentina» de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, afirmando además que se viola la reformatio in pejus, un derecho nunca puede acarrear un perjuicio para el imputado, de hacerlo lograría dar lugar a un nuevo juicio lo que perjudica al imputado. En relación a los agravios, señala que la Fiscalía no probó los hechos, no hubo certeza absoluta, lo dice el propio Juez, no es verdad que se excedió, la situación de las adicciones fue
traída al juicio por el guía espiritual donde estuvo internado. El cambio de orden de los hechos no constituye agravio. En relación al presunto delito de amenazas no se probó el contenido de ellas, nunca se dijo que le había manifestado para amenazarla, sus dichos no fueron amenazantes, sostiene que el delito no fue probado, hay un listado de llamados, pero la propia víctima habla de contacto diario entre ambos, el testimonio de compañero no habla de ese hecho, no se refirieron a ese día. En cuanto a las lesiones no están probadas.

Actuación del juez

En la sentencia en examen, más allá de la enumeración de las postulaciones de las partes, no se aprecia un análisis integral del magistrado respecto del conjunto de elementos probatorios reunidos en audiencia, hay una omisión de consideración de alguna de las peticiones partivas y, para finalizar, habría existido una afectación al libre ejercicio de los derechos de una las partes durante el juicio, de conformidad al postulado impugnatorio.
En primer lugar, es preciso señalar algunos detalles que permiten afirmar que el fallo ha descartado sin una fundamentación adecuada un conjunto de elementos expuestos en el debate oral y público. Por ejemplo, respecto del hecho que le habría ocurrido a la víctima en circunstancias de ir a buscar a su hijo a la casa del acusado, en ese sentido el juez refiere «PE dijo en su declaración que tras ir a buscar a su hijo pasada la medianoche del día 24 de abril a la casa de Cornejo, discutió con éste y recibió una cachetada y una patada siendo lesionada» (lesiones) y argumenta exclusivamente que no se puede acreditar la temporalidad de las fotos, pero obvia considerar que luego del hecho la víctima hizo la denuncia, y que existen constataciones médicas de las mismas, además de prueba de contexto, que abastecen la congruencia.
En relación a las amenazas denunciadas por PE el Juez sostiene «salvo la versión de la víctima no hay otra prueba que la sostenga»; luego se interroga «¿amenaza de qué?», a modo de ejemplo decimos de que le iba a pegar que la iba a matar que le iba pasar tal o cual cosa». Aquí en primer lugar el
razonamiento del juez se aparta de la situación que venía vivenciando la víctima al dar cuenta de los hechos de violencia que le había tocado sufrir. Asimismo S.S. recurre al tantas veces criticado razonamiento que decía que frente a la versión de la víctima y la del imputado nos encontramos solo con la palabra de uno frente al otro, creyéndole obviamente por una regla no escrita a este último, sin considerar todos los elementos que permiten darle credibilidad a su testimonio y sin siquiera contar con la versión del acusado, quien no obstante no estar obligado a declarar, tampoco se defendió de tal acusación. Tal razonamiento del juzgador analizado a la luz de la sana crítica y teniendo en cuenta instrumentos nacionales y supranacionales desarrollados en torno a la violencia de género no resultan acertados.

Nueva sentencia

Es así que conforme a todos los elementos reseñados precedentemente no puede considerarse a la tenencia impugnada como válida, debiéndose conforme al art. 248 declarar la invalidez de la misma, y de acuerdo a lo resuelto por el Alto Tribunal provincial en autos «Scalcione» entre otros, corresponde a este Tribunal de Segunda Instancia proceder al dictado de una nueva sentencia en base al juicio llevado a cabo contra el acusado José Darío Cornejo.

Raid delictivo

El raid delictivo que comienza el día 24 de abril de 2017 y culmina con la detención de José Darío Cornejo el día 27 de abril de 2017, dejó como víctimas, no sólo a PE, su ex pareja, sino también a su ex suegra, EB., y a tres de los cuatro policías que intervinieron en su detención. En fecha 24 de abril de 2017 por la tarde, José Darío Cornejo a través de coacción contra PE, para obligarla a entregarle a su hijo bajo la amenaza de reventarle la cabeza, matarla, ésta termina «accediendo» a que una hermana de Cornejo retirara a su hijo y se lo llevara a la casa del acusado. Esta situación llevó a que P. al salir de la heladería donde trabaja, pasada ya la medianoche (25 de abril) fuera al domicilio del acusado a buscar al nene y al llegar allí, es atendida por Cornejo que le pide que entre, al negarse P., le propina un golpe de puño en la cara, lastimándole un ojo y dos patadas en el muslo de la pierna derecha. Esas lesiones fueron constatadas por parte de una médica: hematoma párpado interior ojo derecho, edema y enrojecimiento muslo derecho, las que se califican desde el punto de vista médico legal como lesiones de carácter
leves. Que esta situación vivida por la víctima no fue una situación aislada sino el resultado de un sometimiento constante por parte del imputado y un permanente menoscabo a su dignidad como mujer, que ya data de fecha noviembre de 2016 donde PE narra varios hechos de violencia que terminan con la
restricción de acercamiento dictada en el marco del expte 1780/16 del Juzgado de Familia de esta localidad, prohibición de la que fuera notificado a Cornejo en forma personal, sin perjuicio de las innumerables veces que incumplió con el mandato judicial.
El Ministerio Público Fiscal formuló acusación por los delitos de «Coacciones y Lesiones leves dolosas,
Amenazas simples, Violación de domicilio, Desobediencia, Resistencia a la autoridad en concurso ideal con lesiones leves, todo ello en concurso real entere sí y en carácter de autor; Amenazas Simples en carácter de autor.

Decisión

Es así que de conformidad a lo reseñado precedentemente, y tal cual peticionó el Ministerio Fiscal, corresponde condenar como autor penalmente responsable a José Darío Cornejo por los delitos de Coacciones y Lesiones leves dolosas; Amenazas simples: Violación de domicilio; Desobeciencia y Resistencia a la autoridad en concurso ideal con lesiones leves, todo en concurso real y Desobeciencia, todo en concurso real, a la pena de tres años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, accesorias legales y costas del proceso.
Asimismo y siendo que ostenta una condena a dos años de prisión en suspenso anterior a la presente, por aplicación de lo dispuesto en el art. 27, corresponde entonces por aplicación del art. 58 del CP proceder a la unificación de ambas penas, que por adecuada composición queda fijada en Cuatro Años y Seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, accesorias legales y costas del proceso.

Comentarios

S.Técnico
close slider

Registre
Asistencia Técnica

Contrataciones
close slider

Adhesión a
Servicios

Pagos
close slider

Adhesión a
Débito Automático

Nombre y apellido del titular (requerido)

Su teléfono (requerido)

Su domicilio (requerido)

Su e-mail

Te estamos leyendo!
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?