LocalesRegionales

“Yiyo”, la agresión al fiscal y la conexión Sunchales

Edelvio “Yiyo” Ramallo, el protagonista de la violenta agresión al fiscal Guillermo Loyola en los tribunales de Rafaela -primera vez que un imputado ataca físicamente a un integrante del MPA y lo amenaza de muerte en plena audiencia pública-, está acusado de ser el instigador del intento de homicidio de una mujer que le “mejicaneó” 300 mil pesos del negocio de la droga. Es la novia del “Loco 22”, conocido maleante sunchalense que también está involucrado en el caso.

Andrea Jorgelina C. está amenazada desde hace tiempo. Tan amenazada que en su casa del barrio Güemes de Rafaela, tiene una custodia doble: Gendarmería y Policía Federal. El fiscal Guillermo Loyola sugirió ayer que algunos de ellos están integrados en un programa de protección de testigos. El domingo 2 de diciembre, no le alcanzó la custodia fija en su domicilio. Fue a buscar a su mamá, que trabaja en un geriátrico de Rafaela.

Allí la esperaba, con datos precisos de sus movimientos, un tal Ariel M., alias “Sarnoso”. Subido a una moto que manejaba un cómplice, el Sarnoso se acercó a Andrea y le disparó por lo menos cinco tiros con una pistola calibre 11.25. Sólo uno de los tiros encajó en la figura de Andrea C.: la bala encontró un “chaleco” inesperado, un teléfono celular que la mujer cargaba en su mochila. Sólo por eso Andrea C. sigue viva.

El problema de Andrea C., según el fiscal Loyola, no es con el Sarnoso que la quiso pasar al otro mundo. El Sarnoso habría sido sólo el brazo ejecutor. La mente criminal está en Coronda, cumpliendo una condena de 20 años, que vencerá en 2032. Es la de Edelvio Horacio “Yiyo” Ramallo. Fue él, dice el fiscal Loyola, el que la mandó a matar. Como antes había amenazado y enviado a asesinar a otras personas, aunque nunca logró el objetivo.

¿Y dónde encaja Sunchales en todo esto?

En que Andrea C. tiene una relación de pareja -o tenía-, con M. E. S., alias “El Loco 22”, un sunchalense que ya tuvo problemas con la ley. En el 2016, el “Loco 22” -que ahora tiene 26 años- protagonizó en Sunchales una recordada saga de episodios que le valieron su imputación como presunto autor de los delitos de amenazas calificadas, robo calificado por uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada; robo calificado por actuar en compañía de un menor; y amenaza simple, todo en concurso real, en distintos episodios ocurridos el 14 y 16 de junio, y el 23 de agosto de ese año.

Según la investigación de Loyola, “Yiyo” habría tenido algún tipo de vinculación con Andrea C., y con el Loco 22, quienes le habrían “mejicaneado” -como se dice en la jerga carcelaria- una cuantiosa suma destina a operaciones de compra y venta de drogas. Yiyo les reclamaba, sobre todo a la mujer, 300 mil pesos y un kilo de droga. “Mis cosas, quiero mis cosas”, repetía en las amenaza al grupo familiar. Como para demostrar que las cosas iban en serio, le mandó a Andrea el mensaje del “Sarnoso”.

El caso, a partir de las pruebas recogidas por Loyola y potenciado por la agresión que sufrió el fiscal en la audiencia de este jueves, amenaza tener derivaciones que pueden conducir a Sunchales en poco tiempo.

 

Fuentes consultadas: Miguel A. Gonzalez / Diario Castellanos

Comentarios

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com