Tiempo Extra
lunes a viernes de 19 a 20hs
Escuchá la radio en vivo aquí
Provinciales

Policías santafesinos con sobrepeso y sedentarismo

Constituye una preocupación para el Gobierno Provincial. Desde la subsecretaría de Formación y Desarrollo Policial,  se busca concientizar a los uniformados en la buena alimentación y en la necesidad de practicar ejercicios físicos.

 

Luego que finalice el censo policial, el Ministerio de Seguridad de la provincia podrá contar por primera vez con datos fehacientes respecto a los problemas de salud que afectan a los uniformados.  A partir de los resultados, se podrá elaborar programas de prevención centrados en dos aspectos: el sobrepeso y la poca actividad física.

Al respecto, la subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial, Ana Viglione, sostuvo: «Vamos a trabajar en dos sentidos: una concientización sobre una buena alimentación y en generar espacios en los cuales el personal pueda realizar ejercicios». La preocupación por mejorar el estado físico de su agentes, no es exclusiva de la policía santafesina.

Largas horas de trabajo, turnos rotativos y altos niveles de estrés conspiran contra la posibilidad de ejercitarse o adoptar una alimentación saludable. El sobrepeso es una de las variables que forman parte del examen médico al que se someten los aspirantes a ingresar a la carrera de policía. La medida no es caprichosa.

«Durante la instrucción un cadete debe realizar una actividad física intensa y regular y el exceso de peso puede resultar riesgoso tanto por los problemas que trae asociados, como complicaciones cardíacas, o por el riesgo de lesiones severas», explicó el director del Instituto de Seguridad Pública, Aniceto Moran. De acuerdo al reglamento de ingreso, los postulantes deben contar con un índice de masa corporal (IMC) mayor de 18 y menor de 30. Por fuera de esos parámetros, advirtió Moran, los postulantes no pueden ingresar al instituto.

El IMC se establece dividiendo el peso de una persona por su altura al cuadrado. Se considera que un adulto con un IMC menor a 18 puede presentar signos de desnutrición, por encima de 25 se habla de sobrepeso y a partir de 30, obesidad. Un IMC elevado supone mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes o trastornos del aparato locomotor.

Entre los postulantes para el ingreso a la policía, el sobrepeso no es una condición de rechazo importante. «No se presentan muchas personas con exceso de peso. Los postulantes que llegan al examen medico con obesidad no alcanzan a representar siquiera el 5 por ciento. El problema aparece más tarde, conforme los uniformados avanzan en la carrera. Actualmente, el personal policial no está obligado a someterse a exámenes médicos o pruebas de aptitud física en forma periódica. Si bien existe una dirección de Sanidad Policial, la dependencia no tiene entre sus funciones el desarrollo de programas preventivos de salud.

Los médicos policiales centran su tarea en la constatación de accidentes en servicio y el control de ausentismo que, advierten los profesionales del área, «es elevado». Numerosos estudios advierten que una policía en buen estado físico no sólo puede realizar su tarea con mayor eficacia, sino que además trasmite una más confianza y seguridad.

La subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial destacó que, con la realización del censo, por primera vez se tendrá información sobre los hábitos relacionados al cuidado de la salud del personal policial. Las encuestas comenzaron a realizarse a fines de marzo pasado y, según precisó Viglione, más de la mitad de los 22.300 efectivos ya fueron entrevistados.

Entre otras cosas, se les preguntó si padecen enfermedades crónicas, la última vez que concurrieron al médico y si toman medicamentos, fuman o realizan actividad física en forma regular. La encuesta permitirá conocer los problemas de salud más frecuentes entre los uniformados. Y, una vez que se terminen de procesar los datos, trabajar en la promoción de hábitos para combatir el sobrepeso y el sedentarismo.

«Tenemos que trabajar con una tarea de concientización en cuanto a la alimentación, ya que son muchas horas de viaje o muchas horas de calle, conspiran siempre contra una dieta balanceada. Y, por otro lado, se buscará generar espacios en los cuales los agentes puedan realizar actividad física», explicó. Viglione destacó que, actualmente, los efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), Infantería y Comando «tienen una clara exigencia física, sin embargo para el resto del personal existe el objetivo de sistematizarla y ofrecer la posibilidad de que los policías accedan a espacios adecuados».

Políticas  
La directora de provincial de Gestión de la Carrera y Bienestar Policial, Virginia Alomar, aclaró que la propuesta forma parte de una serie de acciones relacionadas con un plan de reentrenamiento policial, pero aclaró que «todavía se está en un proceso de construcción de la información que posibilitará después proponer políticas concretas». El censo comenzó a realizarse a mediados de marzo. Desde el Ministerio de Seguridad provincial, se aseguró que la investigación tiene el objetivo de «generar medidas de bienestar» para que los uniformados puedan «mejorar el desempeño en el día a día».

Fuente: Agenciafé

Foto: Internet

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

S.Técnico
close slider

Registre
Asistencia Técnica

Contrataciones
close slider

Adhesión a
Servicios

Pagos
close slider

Adhesión a
Débito Automático

Nombre y apellido del titular (requerido)

Su teléfono (requerido)

Su domicilio (requerido)

Su e-mail

Te estamos leyendo!
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?